Loción Corporal


La hidratación de la piel es uno de los pasos esenciales para mantener una piel sana y bonita. Cada tipo de piel tiene unas necesidades específicas y las marcas de cosmética han desarrollado productos específicos para cada una de ellas adaptándose a las preferencias de los usuarios: texturas, olores, etc.

Loción corporal vs crema corporal

Las lociones corporales se diferencian de las cremas o emulsiones ya que son más ligeras. Formuladas con más agua, se absorben más rápidamente y no dejan ningún tipo de resto.

Hidratan y dejan un efecto refrescante. Por ello, se indican para pieles normales y suelen quedarse un poco cortas en pieles más secas, para quienes recomendamos especialmente las leches corporales. Son perfectas también para aquellas personas que no les gusta la sensación pegajosa tras aplicar una crema.

Por otro lado, las cremas corporales contienen una mayor cantidad de aceite y su consistencia y aplicación es diferente: más viscosa ideal para pieles secas. Este tipo de pieles necesitan más nutrición e hidratación para compensar la falta de sebo

Cómo aplicar una loción corporal

La aplicación, aunque sencilla, debe hacerse correctamente para obtener los mayores beneficios del producto y notar sus efectos.

  • Aplicarla diariamente con movimientos circulares y ascendentes, de forma suave.
  • Idealmente aplicarla después de la ducha insistiendo en zonas complicadas como articulaciones o zonas con retención de líquidos.

Otros momentos del día ideales para aplicar una loción corporal son después del afeitado, de la exfoliación corporal o antes de acostarse.

Product added to wishlist

Esta tienda utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar tu experiencia en nuestros sitios. (Leer condiciones)