¿Necesitas asesoramiento?

Estado de las pieles

Piel asfixiada, asfíctica

También llamada ocluida, es una condición de cualquier tipo de piel que tiene obstruido el folículo pilo-sebáceo debido a la falta de riego sanguíneo o por la aplicación de cosméticos inadecuados, de tipo astringente. Este tipo de pieles no pueden liberar el sebo al exterior por lo que se solidifica dentro del poro, taponándolo, y produciendo micro quistes denominados “miliums” (depósitos de grasa visibles). Se manifiesta mediante un exceso de queratinización (grosor) y pequeños quistes de color blanco, especialmente en mejillas y contorno de ojos. Al tacto es rugosa, áspera y se irrita fácilmente. Las pieles asfixiadas se deben principalmente a un estado de estrés, un consumo excesivo de proteínas y grasas pesadas, al consumo de tabaco o a la contaminación ambiental, por lo que necesitarán de algún tratamiento oxigenante.